Testimonios empresariales en un entorno de incertidumbre – Congreso Hábitat 2020 (3/3)

Concluimos la serie de publicaciones sobre los vídeos testimoniales de destacadas personas del sector para el Congreso Hábitat 2020, con la participación de:

  • Luís de Selva – Valresa – Director nacional de ventas.
  • Rafael Carretero – Grupo Exojo – Departamento de Marketing.
  • Jesús Llinares – Andreu World – CEO.

Luís de Selva, director nacional de ventas de Valresa destaca tres capacidades imprescindibles para toda empresa o sector ante un futuro turbulento y con cambios impredecibles:

La primera de ellas es la capacidad de adaptación, tener flexibilidad, tener capacidad de respuesta rápida a los clientes.

La segunda sería la diferenciación de producto, productos que aporten alto valor añadido, con capacidad de desarrollo tecnológico y con una diferenciación de marca importante, sobre todo de diseño.

Y por último, potenciar y apoyar la multicanalidad, desarrollando todas las posibilidades que tenemos en nuestros canales de distribución para ofrecer y nuestro catálogo a todo posible cliente en un mercado global.

Rafael Carretero, responsable de diseño y marketing de Grupo Exojo, incide en tres conceptos para afrontar el futuro inmediato en el sector del mueble: escuchar lo que nos dice el mercado, olvidando todos los dogmas ya establecidos en el sector. Otro sería la rapidez necesaria para afrontar los cambios que lo demandan y tener la versatilidad necesaria para poder afrontarlos.

Por último, Jesús Llinares, CEO de Andreu World, enumera tres acciones capitales en unos momentos de triple crisis: económica, de salud y en algunos países, política.

La primera clave, una transformación digital que se acelera con el coronavirus. Una transformación que afecta a la venta online; al teletrabajo – una fórmula que quizá en el norte de Europa estaba más  arraigada pero no tanto en España- y que afecta a la forma de interactuar con el cliente.

La segunda necesita una adaptación a esta nueva realidad que se puede abordar de dos maneras: por una parte una acción defensiva que sería mantener los clientes actuales; mediante un mejor servicio y optimizar formas de trabajo. La segunda manera, ganar nuevos clientes que puedan compensar las bajadas que podamos tener en las actuales.

Esta adaptación enlaza con el tercer punto, en la necesidad de  innovación. En todas las crisis se habla de que la innovación es una fórmula que nos obliga a repensar la forma en la que trabajamos y se debe actuar con mente abierta para buscar esas soluciones que surgen en situaciones de complejidad. Esas ideas pueden ser una oportunidad para las empresas que sepan interpretarlas y llevarlas adelante. Es el momento de poner en marcha la creatividad y la innovación, para adaptarnos e intentar captar negocio. La situación no tiene nada que ver con lo que pasó en 2001/2002 con lo que pasó en 2008, porque ahora hay más liquidez en el mercado y hay posibilidades de inversión por lo que, aquel que se adapte con innovación quizá pueda salir antes de lo que esperado.

Para más información, contacte con AIDIMME.

Impactos: 74

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y DEA en Economía Aplicada. Experiencia en proyectos y servicios de inteligencia competitiva e innovación de mercado desde 1999.